Conozca el nuevo Centro de Ayuda de Avirato y resuelva todas sus dudas. Desde aquí.
Know the new Avirato Help Center and answer all your doubts from here.

Las 7 claves del posicionamiento SEO que mejorarán la página de su establecimiento

Si queremos obtener ventaja sobre la competencia debemos tener presencia en Internet, ya que cada día se realizan millones de búsquedas y si queremos ser de los primeros deberemos optimizar nuestra web mediante posicionamiento SEO. A continuación le damos 7 claves para mejorar sus estrategias SEO.


1. Headings para los títulos


Los headings son etiquetas HTML que estructuran el contenido de la página web ayudando a los motores de búsqueda y a los lectores a comprender el texto. Además de facilitar la comprensión, estas etiquetas definen las partes más importantes del contenido y sirven para favorecer el posicionamiento de la web.

Existen 6 tipos de headings que puede crear en su web, donde el heading 1 o h1 es la etiqueta más destacada para los buscadores, ya que este se corresponde o bien con el título o el nombre principal del producto. Por lo tanto, el contenido que inserte en h1 deberá estar bien estructurado aprovechando el uso de palabras clave, ya que no será lo mismo que escriba “Hotel Calas” que “Hotel en Liencres con vistas al mar”. Con este último captará más la atención de los clientes y resaltará su contenido. En resumen, lo importante es redactar un título atractivo que además incorpore palabras clave. Usualmente, se recomienda no utilizar el h1 más de una vez por página, aunque si el contenido es completamente diferente lo podemos incluir dos veces.

Si lo que quiere es añadir sub-encabezados entonces será propio emplear h2 que también puede incluir con palabras clave y resumir su post, ofreciendo información más precisa. En el caso de los h2 podremos utilizar más de uno a lo largo de la página, aunque sigue siendo recomendable no abusar para no ser penalizados por los buscadores.
El siguiente heading no cobra tanta relevancia como los dos anteriores pero sigue siendo recomendable para estructurar el contenido. El h3 se corresponde con los sub-sub-encabezados, aportando valor a los sub-apartados que queremos destacar dentro de los sub-encabezados.

Por último h4, h5 y h6 nos permiten establecer jerarquías pero no son relevantes para posicionar. Es aconsejable que en estos headings incluyamos sinónimos de las palabras clave que hemos usado en los headings principales.
Además de facilitar la comprensión, estas etiquetas definen las partes más importantes del contenido y sirven para favorecer el posicionamiento de la web.
Estrategia de posicionamiento para web hoteles
Estrategia para posicionarse en buscadores

2. Direcciones URL amigables


Además de los headings y las palabras clave, podemos utilizar las direcciones URL para favorecer el posicionamiento SEO aportando información a los buscadores. Para crear una URL amigable debemos fijarnos en diferentes aspectos:

En primer lugar, la estructura indexará mejor si por ejemplo indicamos la página de forma: https://www.avirato.com/gestion-reservas que si la indicamos como https://www.avirato.com/215 ya que esta última no aporta información relevante.

Además de la estructura, la longitud que le demos a la URL también interfiere en su posicionamiento, de tal modo que a más términos menor será su relevancia, por lo tanto, si queremos posicionar las palabras gestión de reservas será óptimo que pongamos https://www.avirato.com/gestion-reservas en lugar de https://www.avirato.com/gestion-reservas-para-clientes.

Por lo tanto, a más términos menor posicionamiento, aunque tampoco es aconsejable que nos quedemos cortos de términos. Es decir, en el ejemplo anterior no debemos dejar únicamente la URL https://www.avirato.com/gestion si lo que queremos es referirnos a la gestión de reservas, ya que por sí sola la palabra gestión lleva implícito multitud de variantes en su significado. Por último, es recomendable que la URL coincida con el título de la página.

3. Estructura SILO


Este tipo de estructura es una herramienta de arquitectura SEO que actúa sobre la estructura de un sitio web basándose en el SEO vertical, es decir, en la importancia de las palabras clave, dividiendo la palabra clave principal en diferentes subcategorías.

En una estructura silo, nuestras URL deberían estar estructuradas y presentar una coherencia mostrando la palabra clave a la que va enfocada el contenido. Un ejemplo sería:

• https://www.avirato.com/gestion/hoteles
• https://www.avirato.com/gestion/apartamentos
• https://www.avirato.com/gestion/casas-rurales

Como podemos observar en la categoría «gestión» incluimos subcategorías estrechamente relacionadas con la misma.
Además, al estructurar el contenido reduciremos el número de clics para los usuarios, encontraremos en la URL correspondiente las palabras clave de un mismo silo y los buscadores encontrarán un orden coherente en nuestras direcciones URL, siendo así más concretos.

4. Uso de las negritas


A la hora de analizar la página web de nuestro establecimiento es importante que en esta aparezcan letras en negrita, ya que además de posicionar, facilitan a los lectores la comprensión de los textos y del diseño. No obstante, no debemos abusar del uso de las negritas, ya que de ser así puede ser contraproducente para nuestra estrategia SEO. Por lo tanto, se recomienda utilizarlas exclusivamente para resaltar las palabras clave u oraciones más relevantes.

Fotografías para página web de Hotel

5. Análisis técnico


Google proporciona herramientas gratuitas como Google Search Console, Google Analytics o Google Tag Manager que mejoran el posicionamiento SEO. En el caso de Google Search Console, tiene la opción directa de “Análisis de contenido”, que le aportará las palabras clave mediante las cuales los usuarios acceden a su página web. Además, esta opción le permite conocer información valiosa como la cantidad de veces que su web aparece en los resultados de búsqueda, su posición media en los resultados, la relación entre el número de clics y el de impresiones y la cantidad de veces que los usuarios entran en el enlace de su web.

Mediante el acceso de este tipo de información podrá conocer las palabras clave más buscadas y si las que tiene le están funcionando correctamente o deben ser modificadas, lo que le posicionará mejor la web y le conseguirá un mayor tráfico.
Google Analytics le ofrece conocer aspectos como el tiempo que pasan los usuarios en su web, el número de páginas que visitan y el tráfico orgánico, referido, social y directo entre otra multitud de posibilidades.

Además, esta herramienta se puede sincronizar con Google Search Console para acceder a los datos del informe de optimización en buscadores de Google Analytics que como resultado le dará datos de la actividad offsite y onsite de sus contenidos.
Por último, Google Tag Manager simplifica el proceso de implementación de etiquetas o scripts directamente desde la plataforma.




6. Análisis contenido


Aunque no son un factor demasiado relevante a la hora de posicionar la web, las meta-descripciones son cruciales para captar la atención del usuario y dirigirlo a su web, ya que estas son el espacio que aparece en los resultados de Google y que le permiten definir el contenido de su servicio.
Si su meta-descripción es atractiva y ofrece un resumen de las características más llamativas de su negocio, seguramente atraiga más clientes, ya que no será lo mismo poner: “Hotel Calas 5* con diseño vanguardista con vistas al mar situado en Santander. Dispone de Jacuzzi, piscina y terraza”, que simplemente decir “Hotel Calas 5* en Santander”.

7. Imágenes


Otro factor determinante en el posicionamiento de nuestra web son las imágenes. Sería extraño encontrar una página web de un hotel sin imágenes, por lo que este no es el principal problema en este sector, sino saber cuál es la manera correcta de optimizarlas para además de posicionar, conseguir backlinks y atraer un mayor tráfico.
Una de las técnicas que se emplea con las imágenes en el SEO es utilizar la etiqueta ALT cuando subimos una imagen, donde debemos colocar las palabras clave que reflejen la imagen (preferiblemente no deben usarse más de 5 palabras). Estas palabras serán las que Google tenga en cuenta en las búsquedas.

Por otro lado, es importante que las imágenes estén nombradas adecuadamente, es decir, que no dejemos de nombre el que puede venir por defecto como por ejemplo “img803873.jpg” sino que utilicemos las palabras clave descriptivas de la imagen.